Costó sudor y sangre, pero la victoria se quedó en casa a pesar de no ser uno de los mejores partidos que el Jaén Rugby ha jugado como local. Solo 2 minutos tardó Almería en lograr la primera marca, un fallo en la recepción de centro colocaba al rival a diez metros del in goal y, tras varias fases de pick and go, lograr el primer ensayo del partido mediante Santiago Martínez y la consiguiente transformación de Graciarena. 

Durante los siguientes 15 minutos el balón apenas se movería de entre las dos líneas de diez metros del campo, fruto de la igualdad que se veía reflejada en las dos defensas. Jaén Rugby sufría en las melés y de nuevo cometía fallos de imprecisión en el pase cuando visitaba la veintidós contraria. Sería Tato Camacho quien sumaría los primeros puntos para los locales tras la conversión de un golpe de castigo. Sería él mismo, quien el minuto 32 y a poco de cerrar la primera parte, conseguiría el ensayo para Jaén, poniendo al equipo por delante por primera vez en todo el partido. Justo tres minutos después, el quince verde parecía haberse puesto las pilas, hilando varias fases de ataque muy peligrosas y terminando con Esteban Arean lanzándose en plancha en la zona de marca para sumar el 13-7 local. 

Justo al iniciar la segunda parte, Almería tenía la opción de recortar distancias con un golpe de castigo centrado, pero el viento y la buena fortuna hizo que ese balón no entrara respetando el marcador. El juego no parecía cambiar, muchas melés por imprecisiones y ataque de los dos equipos de 10 a 10 metros, siendo la zona central del campo protagonista del desarrollo del juego. Era el minuto 47 y Jaén perdía de nuevo un jugador por lesión, en este caso Emiliano Gómez, que venía siendo uno de los mejores defensores del equipo. A pesar de ello, parecía que el dominio se decantaba del lado verde pero URA planteó un partido muy duro defensivamente hablando, convirtiendo cada ruck en una batalla, una batalla que se traduce en la lucha que estos dos equipos desempeñan por la permanencia. 

Almería apretaba en el segundo tercio del partido pero en este caso le tocó a la defensa jiennense contestar, y lo hizo de una manera brillante, parando todas las embestidas de la delantera visitante a cinco metros del ensayo. A pesar de todo el esfuerzo, URA encontraba la recompensa con un ensayo a la salida de una melé a diez metros de marca, a través de Lucas Melian y conversión de Graciarena. Quedaban trece minutos para el final y tocaba apretar a los dentro y a contener la respiración a los de fuera. El cuerpo técnico traía aire nuevo a la melé con las incorporaciones de David Martín, Mulero y Eduardo Liébanas, con la intención de aguantar la posesión y buscar la posibilidad del tiro a palos. El planteamiento era claro, aguantar con el balón hasta que el rival cometiera un error defensivo, o bien encontrando un resquicio por donde colarse, o bien aprovechar un golpe de castigo para volver a ponerse por delante. Fue la segunda de las opciones, Tato Camacho fallaba el primero de los intentos, haciendo que más de uno se llevara las manos a la cabeza, pero minutos después convertiría en un segundo intento haciendo subir 3 puntos más al marcador a 6 minutos del final. 16-14 en uno de los partidos más igualados que recuerdan las Lagunillas esta temporada, con permiso de la victoria in extremis contra Arquitectura. 

Jugaron para URA Almería: Sivori, Rullo, Grasso, Martínez, Hernández Padilla, Dunn, Martín, Vergel, Graciarena, Jurado, Pizarro, Powell, Hernández, Urgu y Arias. 

Jugaron para Jaén Rugby: Cave, Gómez, Expósito, Borland, Espinosa, Santías, Cabrera, Megaw, Niño, Camacho, Arean, Tane, Tagaolo, Pulido, Thomson. También jugaron: Martín, Mulero, Liébanas, Jódar y Navarrete. 

Incidencias: Eduardo Liébanas veía la expulsión temporal por reiteración de faltas en el 73. Emiliano Gómez sería retirado del terreno de juego por lesión en el 47.